Páginas

miércoles, 4 de agosto de 2010

UN DIA SATISFACTORIO

Hoy, tanto papá com yo hemos trabajado con Jesús, pero por separado, por cuestiones de horario laboral, pero, cuando hemos comentado nuestras impresiones, hemos coincidido los dos en lo mismo, ya que Jesús ha trabajado muy bien. Normalmente, lo de "trabajar", lo tiene asumido para los centros de atención temprana, pero en casa y ahora en verano le cuesta algo más. Lo de colorear por lo general, le cuesta un mundo... coge el lápiz con desgano, se pone a mirar hacia otra parte, o intenta escurrirse como puede, para no tener que hacerlo. Sin embago hoy ha cogido el lápiz que se le indicaba, lo ha sujetado con más fuerza y ha intentado colorear un dibujo de Goofy tal y como se la iba indicando. También ha hecho muy bien las grafías, "pidiéndome" que le cantara la canción de los colores que ibamos usando. Con el punzón no ha protestado, sino que lo ha usado con fuerza, picando donde le indicaba. Todo esto es un gran avance, sobre todo de cara al cole que ya está a la vuelta de la esquina, y de cara a que aprenda a disfrutar de las actividades con las que se va a enfrentar a partir de ahora. Verle motivado es para nosotros también un aliciente añadido a nuestro empeño de ayudar a Jesús lo máximo para que desarrolle todo su potencial. En fin, no puedo decir otra cosa más que hoy hemos tenido una gran recompensa al esfuerzo de Jesús y a nuestro trabajo con él.