Páginas

jueves, 22 de julio de 2010

SEGUIMOS INTERACTUANDO

Este tarde hemos ido a la piscina con Lucía y Maite (una amiguitas de Mariángeles del cole) y con su mamá Milagri. Jesús, que está "en su salsa" en el agua, lo ha admitido encantado. Nos ha demostrado su destreza buceando, que es algo que me maravilla, pero además ha permitido el juego con las cuatro niñas. Ha jugado a sumergirse con Lucía, esperando a que ella contara. Ha dejado que lo cojan, le den ahogadillas... se lo ha pasado pipa. En uno de los momentos, sin que nadie le dijera nada, se ha acercado a Milagri, sonriendo y mirándola a los ojos y le ha dado un beso, él solito y de forma espontánea. Nos hemos quedado de piedra...pero yo estaba encantada, porque parece que en alguna ocasión va viendo a las personas como tales, y no como meros objetos para conseguir lo que quiere.
Una de mis grandes preocupaciones cuando nos empezamos a dar cuenta de que algo no iba bien en el desarrollo de Jesús, era el desarrollo afectivo que pudiera tener. Hoy en día, después de lo vivido en estos meses, me doy cuenta de que mi hijo se siente querido, y nos quiere, y en su particular modo, nos va haciendo llegar esas valiosísimas "gotas" de afecto que nos llenan cada día y nos hacen dar las gracias por tenerle a nuestro lado, compartiendo y llenando nuestras vidas.

2 comentarios:

  1. Cuánto me alegro!!!! Claro que se siente querido, si lo quieren un montón!!! Y claro que los quiere!
    Muchos besos y me encanta leer cómo se divierte!

    ResponderEliminar
  2. Es lndo verlos cuando se divierten, estoy segura que el siente que lo quieren un monton al igual que el les quiere muchooooo, besos

    ResponderEliminar