Páginas

sábado, 12 de junio de 2010

HOLA A TODOS

Desde este blog os queremos contar las peripecias de una familia numerosa compuesta por cinco personas muy especiales: el maniático, la madre, la buena, la alegre, y el revoltoso. Como os he dicho cada uno es especial, aunque Jesús, el más pequeño, es un poco más especial, es nuestro "héroe del silencio" porque en su mundo aun no existen muchas palabras y le cuesta trabajo comunicarse con los demás. Antes estabamos en otra página de blogs pero hemos decidido cambiar a ésta. Os lo digo porque vereis muchas entradas con la misma fecha pero haciendo referencia a momentos diferentes, y esque mis conocimientos informáticos se reducen a "cortar-pegar".

Todo empezó hace un año, cuando tenía 20 meses y decidimos consultar con una pediatra. Nos dió sus primeros consejos sobre trabajos de estimulación en casa y nos derivó hacia salud mental infantil. Allí sufrimos el primer "shock" cuando nos comentaron que aunque aun era pronto para dar un diagnóstico con certeza pensaban que pudiera tratarse de un TGD. El "golpe" fue duro aunque lo veíamos venir porque veíamos que sus problemas no se limitaban a las palabras, pero teníamos muy claro que no nos podíamos hundir, y que debíamos seguir en la misma línea: trabajo, trabajo y más trabajo.

Empezamos esa misma semana a acudir a un centro de estimulación precoz dependiente de la Cruz Roja, y conocimos a una terapéuta maravillosa de la que ya os hablaremos más adelante. Desde el principio Jesús dio muestras de progreso... pero en silencio. No por estar descontentos, sino porque no podían darle más tiempo de estimulación decidimos llevar a Jesús a otro centro, privado, pero sin dejar la Cruz Roja. También estamos contentos con lo que trabajan con él.

Siempre digo que todo tiene su lado bueno, y esto no podía ser menos. Desde el principio hemos recibido colaboración, ayuda y comprensión: en la guardería, en nuestros trabajos, en los amigos, etc. Poco a poco os iremos contando cosas de todos ellos.

Y aquí estamos en febrero de 2010 cuando Jesús empieza a decir sus primeras palabras (aunque aun no claramente, hay que tener paciencia): rojo, naranja, azul, lila, naranja, blanco, verde, leche... ya señala, incluso alguna vez nos ha buscado para enseñarnos o pedirnos algo.

Bueno pues un beso y un abrazo muy grande a todo aquel que lo lea, y hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada