Páginas

sábado, 12 de junio de 2010

OS PONEMOS AL DÍA

Hacía mucho tiempo que no escribía. De nuevo los problemas informáticos, pero también el problema de siempre... el tiempo para sentarse a escribir. Parece que siempre queda algo por hacer antes de poder sentarme a escribir.

Durante estos casi tres meses Jesús ha seguido avanzando. Ya dejó de usar pañales, y aunque sabe hacer pis y caca en el wc, aun no sabe pedirlo y hay que llevarlo cada cierto tiempo para que lo haga. Lo curioso es que por las noches si suele aguantar (por la noche si le dejamos el pañal puesto pero amanece seco).

En cuanto al lenguaje seguimos mejorando. Poco a poco aumenta su léxico, aunque sigue siendo muy básico. Sin embargo sí que vemos que entiende muchas palabras, aunque no las diga. Ultimamente le estamos enseñando palabras "útiles" como las cosas del aseo, los cubiertos, los muebles de su cuarto; como os he dicho cuando se los nombramos los reconoce y te los da, aunque la mayoría no los sabe decir.

Otro avance es que ya come en la mesa con nosotros. En ese momento sí que dice "dame pan" o "dame agua" (lo que le interesa jejeje). Además colabora en poner la mesa: él siempre pone las servilletas, y trae su sillita.

Estamos trabajando también ejercicios de series de objetos o de colores y la verdad es que se le da muy bien.

Pero no todo es de color de rosa. Su contacto con "los iguales" es practicamente nulo. Cuando bajamos al parque no juega con ningún niño. Cuando va a la Cruz Roja intento que se acerque a algún niño, y lo hace con desagrado. Es algo que tenemos que trabajar más.

Ah, despues de 11 meses esta semana le hicieron los BERA y como era de esperar fueron normales.

UN GRAN TRIUNFO

En marzo fueron a visitarle a su guarde los del EOE. Se llevaron una muy buena impresión de Jesús según nos comentaron en la guarde. También hay que decir que en la guarde se están portando fenomenal. Al parecer los del EOE preguntaron si Jesús se sabía subir y bajar la cremallera del pantalón, a lo que los de la guarde les dijeron que no, para acto seguido poner a todos los demás ninños de su clase y demostrarles a los del EOE que salvo uno ninguno sabía hacerlo. Les sorprendió también que reconociera y nombrara colores complejos como el lila. Hce dos días tuvimos nosotros la entrevista con los del EOE y nos confirmaron su grata impresión, así que ellos opinan que debe matricularse en un colegio "normal" con apoyo.

En marzo también estuvimos en unas jornadas de Atención Temprana centrada en el TEA. Fue muy didáctica, pero sobre todo salimos convencidos que Jesús tiene un TEA, porque cumplía los criterios diagnósticos de forma clara. También sacamos en conclusión que aunque es posible una integración total en la sociedad y una vida practicamente normal, siempre tendrá, como dijo la Dra. Fali Caballero ese "puntito", vamos que no deja de tener un TEA. Así que a trabajar...

DANDO MÁS PASITOS

Gracias a Dios Jesús sigue avanzando. A finales de febrero nos dieron una alegría en la Cruz Roja. Cuando empezamos la estimulación precoz nuestra gran preocupación, supongo que como les ocurre a muchos padres, era que empezara a hablar. Tanto en la Cruz Roja, como en el centro privado al que acude, como en las opiniones que leíamos en foros nos decían que la logopedia no se suele empezar hasta los 3 años, porque entre los 2 y 3 años muchos niños empiezan a hablar. Pero el caso es que como a Jesús lo ven tan "aplicado" y que va progresando tanto han decidido que empiece (ahora tiene 2 años y 4 meses) ya la logopedia. Podeis imaginar lo contentos que estamos.

Ya os contaremos como va en sus primeras "clases". Nuestra impresión es que a veces parece que tiene ganas de hablar, antes yo creo que ni por asomo, que era algo que no le importaba. Ya sabe decir colores, agua, estrella e incluso su nombre.

Como os ponemos en el título son pequeños pasitos que para nosotros son enormes, y sobre todo nos llenan absolutamente de felicidad...

VIVIENDO EL CAOS

En febrero realicé un "experimento" al trabajar con Jesús. Hice lo que había leído en muchos blogs, imitar las acciones de mi hijo. Comencé a hacer todo lo que hacía y/o decía. Desde mi perspectiva "racional" fue una experiencia desagradable en cuanto que viví un auténtico caos, una anarquía absoluta, nada tenía sentido. Yo que soy más bien un maniático del orden y la practicidad tuve que tomar la medicina más contraria a mi modo de ser. Así que decidí "desprenderme" de mis tabúes, digamos que dejé mi mente en blanco, y en vez de "experimentar" me puse a jugar simplemente al "juego de la anarquía" de Jesús: no sabeis lo bien que me lo pasé. No paramos de reirnos y ciertamente, los dos estábamos disfrutando. Y lo mejor estaba por llegar: cuando ya llevábamos un rato jugando decidí "tomar las riendas"; me paré y le señalé una foto de él que hay colgada en la pared. Ante mi sorpresa se paró, la miró, la señaló y dijo "JESÚS". Os podeis imaginar como me sentí...

De todos modos uno no puede para de preguntarse que pasará por su cabecita, como verá él el mundo, como nos verá a sus papis y sus hermanas, etc. Nosotros tenemos la percepción de que Jesús es un niño no feliz, sino MUY FELIZ. sempre está sonriendo, le encanta que lo abracen y le hagan cosquillas, se alegra muchísimo cuando nos ve llegar a casa, a la guarde y a los centros de estimulación entra sonriendo, se va con sus seños encantado, etc. Y quizás eso debe ser lo más importante para todos, que JESÚS SEA FELIZ.

HOLA A TODOS

Desde este blog os queremos contar las peripecias de una familia numerosa compuesta por cinco personas muy especiales: el maniático, la madre, la buena, la alegre, y el revoltoso. Como os he dicho cada uno es especial, aunque Jesús, el más pequeño, es un poco más especial, es nuestro "héroe del silencio" porque en su mundo aun no existen muchas palabras y le cuesta trabajo comunicarse con los demás. Antes estabamos en otra página de blogs pero hemos decidido cambiar a ésta. Os lo digo porque vereis muchas entradas con la misma fecha pero haciendo referencia a momentos diferentes, y esque mis conocimientos informáticos se reducen a "cortar-pegar".

Todo empezó hace un año, cuando tenía 20 meses y decidimos consultar con una pediatra. Nos dió sus primeros consejos sobre trabajos de estimulación en casa y nos derivó hacia salud mental infantil. Allí sufrimos el primer "shock" cuando nos comentaron que aunque aun era pronto para dar un diagnóstico con certeza pensaban que pudiera tratarse de un TGD. El "golpe" fue duro aunque lo veíamos venir porque veíamos que sus problemas no se limitaban a las palabras, pero teníamos muy claro que no nos podíamos hundir, y que debíamos seguir en la misma línea: trabajo, trabajo y más trabajo.

Empezamos esa misma semana a acudir a un centro de estimulación precoz dependiente de la Cruz Roja, y conocimos a una terapéuta maravillosa de la que ya os hablaremos más adelante. Desde el principio Jesús dio muestras de progreso... pero en silencio. No por estar descontentos, sino porque no podían darle más tiempo de estimulación decidimos llevar a Jesús a otro centro, privado, pero sin dejar la Cruz Roja. También estamos contentos con lo que trabajan con él.

Siempre digo que todo tiene su lado bueno, y esto no podía ser menos. Desde el principio hemos recibido colaboración, ayuda y comprensión: en la guardería, en nuestros trabajos, en los amigos, etc. Poco a poco os iremos contando cosas de todos ellos.

Y aquí estamos en febrero de 2010 cuando Jesús empieza a decir sus primeras palabras (aunque aun no claramente, hay que tener paciencia): rojo, naranja, azul, lila, naranja, blanco, verde, leche... ya señala, incluso alguna vez nos ha buscado para enseñarnos o pedirnos algo.

Bueno pues un beso y un abrazo muy grande a todo aquel que lo lea, y hasta pronto.